lunes, 28 de diciembre de 2009

NUEVA ZELANDA

AUCKLAND



En la Ciudad de los Barcos el Arbol de Navidad no podía ser de otra manera.

Auckland ha sido lo que en ciclismo se conoce como etapa de transición. Llegamos en mal momento , día de Navidad con todo cerrado. Dimos un paseo por el puerto y cogimos un ferry a Davenport. Intentamos reservar un Tour a Rotorua, la capital maorí, pero fue imposible. Decidimos entonces contratar un coche y lanzarnos a la aventura de la conducción por la izquierda. Llamamos a varias agencias y no había coches disponibles. Volvimos al Hotel y a través de Internet después de intentar en siete u ocho agencias conseguimos reservar un coche en el aeropuerto.
Segundo día: Nos hemos levantado dos horas después de lo previsto. ¡Teníamos la hora de Sydney en el despertador.¡ Llamo a la agencia y han cancelado la reserva, no por nuestra tardanza sino porque tampoco tenían coches. Ya no tenemos posibilidad de llegar a Rotorua. Lo que no hemos visitado comprendía: Reserva geotermal con piscinas de azufre y géiseres, villa maori, reserva de kiwis ( esos animalitos que son como una albondiguilla de patas cortas y pico largo que utilizan de apodo por esta tierras y , por último la practica del Zorbing.. Desesperado, amenazo con tirarme del Puente del Puerto. Atado, eso sí.
Los neocelandeses son conocidos por los deportes de riesgo, puenting, escalada de edificios…. y últimamente por el invento del Zorb.
Para los que no lo conozcan aquí les dejo unas fotografías de lo que no hicimos pero hubiésemos querido hacer. videoPor cierto que como casi todo el Zorbing ya lo descubrieron Tintín y el capitán Haddock en Perú hace muchos, muchos años. Me dejé en Madrid las fotografías que lo prueban pero en cuanto llegue las cuelgo.
Como alternativa cogemos un ferry a la reserva volcánica de Rangitoto y hacemos trecking hasta el cono del volcán. Con las prisas Trini se dejo las botas y tuvo que subir con chanclas. Mejor que lo cuente ella. (nada de prisas, no me dijo que íbamos a subir a un volcán y que íbamos a andar dos horas para que no protestase, y cuando me entere ya iba en el ferry camino de Rangitoto, pero subí más de la mitad por un camino de piedras volcánicas que me cortaban los pies al más mínimo descuido. Lo hubiera matao,) y menos mal que a última hora me quité una faldita porque me parecía que estaba demasiado arrugada y me puse un pantalón corto.
Ah!! Y deciros que era la 1 de la tarde con un sol y un calor de justicia. Y como único sonido : la chicharra, que solo canta cuando hace mucho, mucho calor, y con una botellita de medio litro de agua para los dos y sin comer..

Aunque hemos cumplido con lo recomendado por la guía Lonely Planet para una estancia de dos días en Auckland, nos vamos con la sensación de haber dejado muchas cosas en el tintero en un país al que es difícil llegar y aun mas difícil volver.
Escribimos sobrevolando el Pacifico en un viaje en el tiempo. Vamos al Pásado. Salimos de Auckland el día 27 de Diciembre y llegaremos a Tahití el 26 del mismo mes. Es decir, un día antes. En fin parece que perdimos el tiempo en Nueva Zelanda pero el destino nos regala un día más para compensarnos

No hay comentarios:

Publicar un comentario